domingo, 22 de noviembre de 2015

San Próspero de Reggio Emilia

Relata Mercedes Canovi:
"Principalmente se trató de un sueño familiar, que teníamos con mi papá Ricardo. Nosotros somos descendientes de Emiliano Romagnolos de la Ciudad de Reggio Emilia. Mi tatarabuelo Angelo Canovi era bodeguero "liquorista" y periodista, tenía un diario en su ciudad natal, los talleres estaban en su casa. El emigró junto con su mujer y todos sus hijos en 1897, primero a Brasil y luego Argentina en 1899. La particularidad en mi flia fue que, como mi abuelo quedó huérfano a los 8 años, nosotros no tuvimos contacto directo con nuestras raíces italianas, esa transmisión oral de las costumbres que pasa de padres a hijos. Pudimos reconstruir la historia familiar después de investigar muchos años. 
En el año 2007, visitó nuestro país el historiador italiano Antonio Canovi, para escribir un libro sobre inmigración Emiliano Romagnola, nos entrevistó y nos hicimos amigos desde esa época, así empezó un vínculo más estrecho con la comuna y tuvimos la suerte de poder viajar para allá . Te cuento esta historia, porque gran parte de la idea de traer a San Próspero acá tiene que ver con recuperar esa identidad italiana y quizás recuperar algo de nuestros nonnos a los cuales por cuestiones del destino no pudimos conocer. El sueño empezó hace 2 años luego de que participamos con papá de la celebración del día de San Francesco di Paola en la Catedral Metropolitana. Mi papá buscó por internet y logró encontrar el lugar dónde comprar la imagen de San Próspero, y este año visitó Reggio Emilia especialmente para conseguir dos cuadros, uno quedó en la Parroquia de la Inmaculada. Tuvimos por suerte la ayuda de grandes amigos que hicimos en Italia, Antonio Canovi, Roberta Pavarini, y acá del Padre Pablo Molero de la Parroquia de la Inmaculada, que se sumó a la iniciativa de hacer la celebración.
Lo que más nos entusiasmó fue traer a un Santo de la región, ya que la verdad los Emiliano - Romagnolos somos pocos acá en Buenos Aires.
Algo que se suma como anécdota, es que el día que mi papá fue a Reggio a buscar la imagen, había avisado de antemano que viajaba a Antonio Canovi y a otra gran amiga de allá, que se llama Roberta Pavarini, y ellos, lograron encontrar a un tataranieto del único hermano de mi bisabuelo que había regresado a Italia, y que había muerto en la guerra, así que fue un día muy emotivo, porque después de casi 70 años logramos encontrar a nuestra familia de allá.
Como grupo, te cuento que hasta ahora lo que tenemos es virtual, nos reunimos a através del grupo de facebook al que te sumé: https://www.facebook.com/groups/807869962585644/?fref=ts.
Y esa es la historia. Nuestra idea es repetir la celebración todos los años".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.