viernes, 30 de mayo de 2008

Centro Salamanca




Complejo Histórico Santa Felicitas


PRÓXIMAS VISITAS GUIADAS

SABADO 28 de JUNIO
DOMINGO 29 de JUNIO
a las 15, 16 y 17 hs

La historia de FELICITAS GUERRERO y la historia de los vecinos al sur de la ciudad en los TUNELES de 1893 y en el TEMPLO ESCONDIDO

bono contribución $ 5.-

Encuentro Coral sábado 28 de JUNIO
GRUPO CORAL AIRES
Directora: María Graciela Pereira
AMICANTO
Director: Marcelo Delgado
PROVOCANTO
Director: Fernando Martorell
CORAL RAMOS MEJÍA
Directora: Norma Miazza

miércoles, 28 de mayo de 2008

La transmisión del folklore asturiano en Buenos Aires: los motivos de las adaptaciones


Graciela Navarro Gomez y Ana María Fanjul Bustillos
Conjunto Pelayo de Manolo del Campo

El concepto de Folklore

Ciencia que estudia las manifestaciones o bienes culturales del pueblo, que en él se han arraigado y que han sobrevivido por varias generaciones a la época cultural a la que pertenecieron.
Su transmisión es oral, empíricamente o por imitación. Ha trascendido al tiempo. Sus formas comprenden a la literatura, juego, rito, danza, arquitectura.
Cultura: conocimientos adquiridos, conjunto de estructuras sociales, religiosas, manifestaciones intelectuales, artesanías, etc., que caracteriza a un grupo social
Etimológicamente folklore está compuesto por dos vocablos:

folk                  lore 
pueblo            saber

El saber del pueblo, el saber popular. Pueblo en el sentido del vulgo. Lo que este sector social ha aprendido y transmitido. Sus conocimientos por tradición oral, empíricamente opuesto a lo institucionalizado; lo oficialmente impuesto o estatal, por ejemplo la escuela.
Como ciencia aparece a mediados del siglo XIX a raíz de los trabajos del inglés William Thoms, quien el 22 de agosto de 1846 creó el vocablo folklore en la revista especializada "The Atheneum".

La Emigración Asturiana en Argentina

A partir del siglo XIX una conjunción de motivos económicos y de crecimiento poblacional origina el proceso de la emigración en Asturias. Entre los destinos más elegidos se encontraba la República Argentina, ya que desde aquí se realizaban llamadas a la colonización.

“Pero fue a partir de los años 1880 cuando esta emigración de asturianos empezó a tener un carácter masivo. Las recurrentes crisis agrarias de la década reforzaron la marcha ascendente a las salidas americanas, especialmente dirigidas a la isla de Cuba y también a Argentina.”
Campesinos, Emigrantes, Indianos; Germán Ojeda y José Luis San Miguel; Ayalga Ediciones; 1985; Pág. 25

Emigrantes de todas partes de Asturias llegaron a Buenos Aires, llevando en sus baúles lo indispensable, pero con todas sus tradiciones guardadas como un tesoro en sus corazones.
Debieron adaptarse a una sociedad distinta, con otra cultura, con otras costumbres. Gente que en su mayoría provenía de pequeñas aldeas debió acostumbrarse a la vida de ciudad. 
Pero siempre buscaron reunirse con otros paisanos, para poder recordar lo que habían dejado atrás, pero que nunca podrían olvidar: Asturias.

La transmisión de la cultura y el folklore

En los bailes organizados en Centros Asturianos, y españoles en general, se formaron nuevas familias. Y los hijos de éstas, argentinos de nacimiento, fueron educados con sus tradiciones. Argentinos que crecieron escuchando cantar a sus padres y abuelos en reuniones familiares, y viendo bailar a los mayores al son de la gaita en las fiestas de los centros en los que participaban activamente.
Esta primera generación de argentinos de familias asturianas, no solo conocieron el folklore asturiano, sino que lo practicaron desde niños.
Aprendieron lo que veían hacer a sus mayores, sin conocer los motivos por los cuales éstos bailaban. Porque para ellos los motivos del baile eran distintos.

Los motivos del baile

En el Centro Asturiano de Buenos Aires, todos los domingos las familias acudían al Campo Covadonga a pasar el día. Cada integrante de la familia podía desarrollar una actividad deportiva, cultural, social, o simplemente reunirse con los paisanos. Cayendo ya la tarde la cita obligada era el hórreo: en sus proximidades se ubicaban gaitas y tambores, y comenzaba el baile. Este era el primer contacto con el baile asturiano de todos aquellos que nunca lo habían visto en Asturias. Si bien los motivos por los cuales bailaban los asturianos era mantener sus tradiciones, para esta primera generación nacida en Buenos Aires era en principio un simple entretenimiento.

“Debemos recordar que los bailes no se generan primordialmente para verlos, sino para hacerlos, disfrutándolos en su recreación.”
El Pericote – Aspectos estructurales, origen y desarrollo; Fernando M. De la Puente Hevia y Ma. Isabel Álvarez Álvarez; Consejo de Comunidades Asturianas; Pág. 352

A partir de su participación en estos bailes populares que se desarrollaban los domingos en el Centro Asturiano, muchos jóvenes pasaron a integrar el grupo de baile que, desde 1953, dirigía Manolo del Campo.
Es así como los motivos del baile pasan de ser una interpretación para convertirse en un espectáculo. 
Pero no solamente era ésta la finalidad. Mientras los integrantes de los grupos de baile disfrutaban individualmente de la actividad, hallaban un espacio donde nutrirse de la cultura de sus familias, a la vez que transmitían al público ésta cultura, o la recordaban para el caso de los inmigrantes asturianos.
De esta manera el baile pasa a formar parte de una serie de características propias de la cultura asturiana que, fuera de Asturias, deben ser adaptadas para ser preservadas.
Esta adaptación es propia de toda manifestación folklórica, y se verifica tanto en Asturias como en el exterior.

“Por tanto, la antigua expresión cultural sin el soporte social se refugia en el recuerdo y paulatinamente se va disolviendo en el olvido. Cuando esa colectividad humana, más o menos numerosa, asentada en territorio determinado, acude de nuevo a ella (pero ya existente en el recuerdo, no en el uso), aparece como espectáculo, tal vez como necesidad de su afirmación social, ante la indiferencia cada vez más acusada.”
Indumentaria popular en Asturias; Luis Argüelles; GH Editores S.A. 1986 – Pág. 15

Si bien el objetivo principal de la creación del Conjunto Pelayo, fuera la divulgación del folklore asturiano, la formación de matrimonios entre integrantes nos demuestra que, el motivo para el baile sigue siendo el mismo en Buenos Aires como en Asturias: buscar pareja.

Los motivos de la danza

Si bien los bailes pudieron sufrir las adaptaciones ya mencionadas, no sucedió lo mismo con las danzas. Siendo éstas de carácter ritual, se han preservado sin modificaciones. Esto se debe a que no se incorporaron a los espectáculos, reservándose a las celebraciones tradicionales. 

“Según Buylla la danza cumple fines rituales de caza, fertilidad o supersticiosos y sólo posteriormente pasó a significar una expansión física y espiritual desligada de concepciones utilitarias determinadas. Identifica danza ritual, la cual, una vez desaparecidos los condicionamientos que la originan, pervive de un modo estable, conservando los rasgos característicos que la hicieron nacer y queda arraigada de forma mimética en el pueblo. Por el contrario, el baile, expresión de pura exaltación física, responde solamente a los impulsos que en cada momento la motivan. Por tanto, la danza de carácter ritual se conserva establemente definida a través de los tiempos, mientras el baile es más variable y sus mutaciones son mucho más profundas.”
Bailes y Danzas tradicionales en Asturias; Yolanda Cerra Bada; IDEA; 1991; Pág. 20

En el Centro Asturiano de Buenos Aires se celebra el día de la Virgen de Covadonga con una misa. Al finalizar la ceremonia, el Conjunto Pelayo invita a los asistentes a participar de la Danza de San Juan, tal como se desarrollan otras danzas de este estilo en varias ciudades asturianas.
Desde fines del siglo XX se interpretan además el Pericote y Corri Corri, exclusivamente en esta celebración, preservándose de esta manera la ritualidad de su origen, incorporando además otro rito a su interpretación: para nuestro grupo estas danzas forman parte de la celebración de la Virgen de Covadonga.

“El pericote es tradición, pero tradición dirigida, como probablemente lo viene siendo a lo largo de los dos últimos siglos, en los que ha sufrido procesos de cambio que han afectado al sentido íntimo de su realización. Entendemos que estos cambios son consecuencia de la transformación de su finalidad: de la idea de interpretar se pasa a representar, y de su carácter informal evoluciona hacia la formalidad de la organización cerrada, absolutamente predeterminada...”
El Pericote – Aspectos estructurales, origen y desarrollo; Fernando M. De la Puente Hevia y Ma. Isabel Álvarez Álvarez; Consejo de Comunidades Asturianas; Pág. 52

La situación hasta el auge de las comunicaciones

La diferencia que se presenta en el folklore en la emigración respecto de la situación dentro de Asturias, es que a las adaptaciones propias de los cambios sociales se agregan otros motivos (propios de la distancia) que producen los cambios:
· Falta de medios de comunicación: determina que los únicos bailes y danzas que se pueden transmitir e interpretar son, no solo aquellos que recuerdan los emigrantes, sino los que además pueden ser interpretados por los gaiteros. 
· Presencia de asturianos provenientes de distintas zonas: Si bien el folklore reúne ciertas características comunes en territorio astur, hay un folklore propio de cada región. Y dado que la inmigración asturiana a Buenos Aires provenía de todo el territorio asturiano, no todos los emigrantes conocían los bailes de otras regiones. De manera que se pasa a unificar tanto folklore como vestuario y música, sin discriminar en un principio por zonas de procedencia.
· Inserción en la colectividad española: La colectividad asturiana en Buenos Aires se desenvuelve dentro del contexto de la colectividad española, por lo que se asimilan algunas características propias de otras regiones. Como el toque de castañuelas a la manera andaluza, que era el modo más popular dentro de la colectividad española.
· Inserción en un contexto de emigración internacional: La necesidad de demostrar el folklore asturiano ante y junto a otras colectividades, tanto españolas como internacionales, produjo que las interpretaciones deban hacerse con mayor cantidad de elementos propios de un espectáculo. Esta era la única manera de dar a conocer la cultura asturiana. Esta situación era común a todas las colectividades que compartían fiestas y espectáculos, tratando de transmitir su cultura a través, no solo del baile, sino también de sus comidas, vestimentas, música, etc.

La situación actual

En estos días la rapidez de las comunicaciones, las posibilidades de viajar, de recabar información a través de videos, grabaciones, visitas de grupos, dictado de cursos en los centros asturianos, nos permiten estar más cerca e informados de lo que acontece en el ámbito del folklore. 
Nuestra experiencia en Asturias confirma que, para la transmisión del folklore, en la actualidad la distancia no es un escollo insalvable.

La participación de Manolo del Campo en la transmisión del folklore

En cuanto a nosotros, descendientes de asturianos y de otras regiones de España, llegados de distintos lugares de Buenos Aires con distintas inquietudes y objetivos, nos unimos a través de la danza convocados por un hombre: Don Manuel del Campo.
Mucho es lo que se podría hablar de él pero lo que más rescatamos en este texto, en cuanto a la transmisión de la cultura y el folklore asturiano, es que a 12.000 km y sin la mayoría de nosotros conocer Asturias, vivenciamos el real significado de la Asturianía.
A través de sus palabras, de sus anécdotas y participando de cada fiesta y celebración, logró hacernos sentir parte de esa tierra.
No menos importante fue, para nosotros, corroborar al pisar tierra asturiana, todo aquello que durante años habíamos escuchado y compartido en el Centro Asturiano con Manolo.
Se cumplía su sueño y el nuestro: presentar al Conjunto Pelayo y con él todo el trabajo que durante tantos años había llevado a cabo.
Nadie sabe la emoción que sentimos al llegar aquella vez. 
Compartir las fiestas en los distintos pueblos, y participar en la Fiesta de San Roque contando con el respeto y el silencio de tantos grupos folklóricos al interpretar el Corri Corri.
Sabemos que no será fácil continuar con el legado de Manolo, pero tenemos la seguridad que lo que él construyó está tan arraigado que perdurará en nosotros y en el corazón de todos los que lo conocieron.

Publicado originalmente en "Baille y Danza Tradicional N´Asturies" Xornaed d´Estudio 2007 - Editado por Museo del Pueblu d´Asturies - 2008.

domingo, 18 de mayo de 2008

Centro Cangas del Narcea






83 Aniversario








Centro Cangas del Narcea

Centro Cangas del Narcea






Paco Rodríguez


Paco Rodríguez, conductor de "Caminando por España", programa que se emite por AM 1240 Cadena Uno, resume su biografía:
"Nacì en el Barrio de la Fuente, en la Panera, todavia existe. Soy el segundo de tres, una hermana y un hermano. Mis padres, asturianos hasta el infinito. No conocemos el origen. Corresponden a familias muy antiguas, pero de labranza.
A los cuatro años comienza la gran contienda, la "Guerra Civil", soldados contra paisanos. Mi padre, que nunca le interesó la politica, desaparece una noche sin dejar rastro alguno, a los cinco años mi madre recibe una carta de America, Buenos Aires, era de el. Un amigo que residia aqui le pago el pasaje y en una noche le hizo los "tramites" del pasaporte y la documentacion necesaria. La guardo en mi poder. Desde entonces la comunicacion fue normal. Ya le presente a mi familia.
¿Que paso conmigo? Tengo una infancia con muchos problemas de salud. Era comun morir de tuberculosis, yo me salve, pero mis condecoraciones en los pulmones las llevo con gran "honor", pero mi problema no fue ver como los soldados tomaban a Tineo, como un avion lo bombardeo, como llevaban presos a los vecinos, no solamente porque tuvieran alguna idea politica, sino porque otro vecino afin del gobierno, conocido, le tenia bronca, lo denunciaba, era detenido y de alli en adelante podia ser fusilado, sentenciado a tantos años y un dia de carcel, ese dia llegaba cuando las autoridades responsables de llevar el orden y la tranquilidad al pueblo se les ocurria dejarlos libres.
Aproximadamente en el año 1940, no estoy seguro, en Tineo desde la iglesia se procede a hacer un censo de niñas y niños, mi madre acude llevando a los niños y una prima a las niñas. Cuando en clerigo me pregunta como llamo, le digo: Francisco y el sigue preguntando ¿Que mas?, Rodriguez, "Que mas", Menendez y no conforme, repregunta "Que mas", Republicano de la pura Cepa le conteste. Mi madre y yo fuimos detenidos, pasamos la noche en la carcel y el gran problema es que yo pasé a ser el enemigo del Regimen mas importante de Tineo. Me costo mucho seguir viviendo mi niñez. Me llamaban los conocidos "El Republicano". Eso era muy peligroso.
A los once años comence a trabajar en la mina de carbon. Tuve un accidente. Curado volvi al trabajo hasta el mes de marzo de 1950. El 14 de mayo del mismo año me embarco, solo, para Argentina.
Desde los 12 a los 17 años han pasado muchas cosas que me pusieron tan en contra de lo que tenia. Mi credulidad era que Dios asi lo habia dispuesto. No sabia que el gobierno del pais era el responsable, por eso cuando voy a embarcar en la ciudad de Vigo, me arrodillo, beso el pavimento y digo: "Adios España, nunca mas volveremos a vernos". No Cumpli, volvi en el año 1991 por razones de familia.
El dia primero de junio de 1950, en el barco "Santa Fe", de la empresa Dodero llego a Buenos Aires, habiendo pasado toda la noche en la desembocadura del Rio de la Plata, esperando la mañana. Yo tenia mi maleta de color marron, parecia cuero hasta que un dia se mojo, era de carton. Con ella y una muy poquita ropa, pero repleta de ilusiones, espere con otro compañero de viaje, Luis Tato, de Lugo, la llegada de los practicos y arrastraron el barco hasta el puerto.
A todos los menores de edad nos pusieron a parte, pareciamos ovejitas en un corral. Nos trasladaron a un local de imigracion, teniamos mas hambre que perro de herrero, lo unico que puede comer son las chispas que salen de golpear el hierro al rojo. Como ya estabamos en Buenos Aires, se olvidaron de nuestra comida.
Voy a lo personal. Mi padre, quien me reclamaba, se olvida los documentos de identidad. Vivia en Caseros, hoy Tres de Febrero, un taxi no se desplazaba tan lejos, por aquello de si no lo dejaban a pie al chofer. Van pasando las horas y gracias a un alma caritativa que se comunica con alguna autoridad pude pisar tierra argentina, logicamente, siendo el ultimo en desembarcar, eran mas de las 21,00 horas.
Cuando el emigrante llega al lugar que elige para recomenzar su vida, primero prepara una especie de guion, donde pone las prioridades. Para mi fueron: donde vivir, como vivir. Trabajar, ganandome el sustento. Estudiar, para que el futuro fuera menos duro. Traer a mi madre y despues a mis hermanos. Todo se fue cumpliendo, casi a los tres años trajimos a mi madre. Yo seguia trabajando y estudiando de noche. Con mi padre no me entendi hasta que lo hice abuelo, el pensaba de diferente forma que yo y no es que fuera malo, lo que ocurre, es que yo habia sido uno de los "niños de la guerra", la unica diferencia, fue que tenia familia y quedamos todos juntos con muchas necesidades, pero juntos al fin y el creia que yo era un niño sin ninguna responsabilidad al que habia que enseñarle de todo, pero la necesidad me habia enseñado muchas cosas, no permitiendome tener infancia.
Entre el trabajo, el estudio y las obligaciones, tambien me pongo de novio con una galleguita, de la Coruña, se llama Adela, nos casamos y tenemos 4 hijos, dos niñas y dos varones. Mi vida profesional se desarrolla bien. Empiezo a progresar. Me fue como yo queria. esto se cumplio muy bien. ¡Que gran pais, que grande mi madre adoptiva!
Dije antes que mi mision era reunir a todos nosotros aqui en Buenos Aires y asi lo intentamos, pero tanto mi hermana como mi hermano se casaron en Asturias y fue imposible que mis padres vieran juntos a sus tres hijos en la misma mesa, ellos fallecen y el 24 de diciembre de 1993, yo si tenia a mis dos hermanos en mi mesa, pero ya me faltaba lo mas importante: MIS PADRES".